Biotipo y crecimiento muscular

biotipo

Tenemos diferentes tipos corporales, de igual modo que tenemos personalidades diferentes.

Tu organismo es tan único como su huella digital. Tu apariencia está mucho más determinada por los genes -la información contenida en sus células- que por los vaqueros que llevas puestos.

La clave para crear tu propio programa de entrenamiento reside en la comprensión de los tipos corporales y en desarrollar un régimen que se acomode a tu forma única, en lugar de intentar cambiarla.

Si personalizas el ejercicio y la dieta a tu biotipo específico, conseguirás una transformación más efectiva.

Los tres biotipos básicos son: ectomorfo, mesomorfo y endomorfo.

Biotipo ectomorfo: Es delgado, con una delicada estructura y al que le resulta trabajoso ganar peso.

Biotipo mesomorfo: Es musculoso, con una estructura dura y rectangular, y gana o pierde peso con facilidad.

Biotipo endomorfo: Es de aspecto rechoncho, con una estructura blanda y redonda, que puede tener dificultades para perder peso.

La mayoría de la gente no encaja exactamente en ninguna de estas categorías. Aunque usualmente predomina uno de los tres, la mayoría de nosotros somos una combinación de biotipos.

Dado que cada organismo es único, el tipo corporal y el diseño predominante te ayudará en el desarrollo de un plan de ejercicios y dieta ideales para alcanzar tus metas.

Cada biotipo requiere una prescripción diferente de desarrollo muscular. El régimen para un ectomorfo difiere del de un endomorfo debido a que son dos extremos opuestos en el espectro de tipos corporales.

Crecimiento muscular y ectomorfos

El ectomorfo tiende a tener un metabolismo rápido y le lleva tiempo ganar masa muscular. Su meta principal es la ganancia de peso, así que su programa de desarrollo muscular debe prescribirse teniendo eso en mente.

El ejercicio debe centrarse en el trabajo para el desarrollo de masa muscular, utilizando pesos más pesados y menos repeticiones. El ejercicio aeróbico para quemar calorías debe mantenerse a niveles mínimos.

Su dieta ha de contener una sobrecarga de calorías con carbohidratos complejos para estimular la ganancia anabólica de peso.

Crecimiento muscular y endomorfos

El endomorfo es exactamente lo contrario. Este biotipo tiende a tener un metabolismo lento que almacena calorías extras indeseadas. Gana peso fácilmente aunque se esfuerce en perder grasa corporal. Su meta principal es quemar el exceso de tejido adiposo.

Para este propósito, el ejercicio debe incluir muchas sesiones de ejercicio aeróbico semanales. El entrenamiento con peso deberá realizarse a un ritmo rápido, con un rango de repeticiones más alto.

La dieta es crítica para el endomorfo, y debe ser elevada en proteínas y baja en grasa, con una cantidad moderada de carbohidratos complejos. Los aperitivos y las calorías vacías deben evitarse. Para estimular la pérdida de grasa, la ingesta calórica diaria debe ser inferior al gasto calórico.

Crecimiento muscular y mesomorfos

El mesomorfo es genéticamente un aventajado para desarrollar masa muscular magra. Con frecuencia, tiene la apariencia de un deportista, incluso sin entrenar. Este biotipo puede beneficiarse de casi cualquier protocolo de entrenamiento.

Sin embargo, para obtener el potencial máximo, debe trabajar sobre sus fundamentos genéticos, basándose en la variación de los estímulos. Responde bien a un programa de ejercicios alternante, oscilando entre una fase de desarrollo para aumentar la masa y otra de definición del músculo añadido.

Free Joomla! template by L.THEME