Fuentes de grasa saludable y no saludable

 

Para sacarle el máximo partido a las grasas que consumes, asegúrate de que provienen de las fuentes correctas. Busca las grasas monoinsaturadas y polinsaturadas y evita las saturadas y transaturadas.

Las grasas saturadas no son una parte esencial de la dieta, ya que el cuerpo humano puede producirlas por si mismo. Los expertos coinciden en que solo deberían constituir un 10% del total de las grasas dietéticas que se consuman cada día.

Evita su uso o limita el consumo de estos alimentos o de los que estén preparados con ellos a momentos puntuales. Los expertos recomiendan que nunca se debería superar el 5% del total de calorías procedentes de las grasas saturadas.

Buenas fuentes de grasa

GRASAS MONOSATURADASGRASAS POLIINSATURADAS
Aceite de oliva Aceite de hígado de bacalao
Frutos secos Semillas de lino
Aceite de girasol Pescado blanco
Semillas de sésamo Aceite de sésamo
Aceite de cacahuete Salmón
Aguacates Sardinas
Aceite de soja Arenques

Malas fuentes de grasa

GRASAS SATURADASGRASAS TRANSATURADAS
Ternera grasa Fritos
Mantequilla bollería industrial
Aceite de coco donuts
Yemas de huevo galletitas
Productos lácteos enteros snacks
Manteca  
Aceite de palma

Free Joomla! template by L.THEME